24 mayo 2010

Colgando recuerdos

En un post anterior os hablé de mi joyero, y dejasteis algún comentario sobre el mismo sistema para colgar fotos. En efecto, yo también lo uso, es muy cómodo a la vez que decorativo.

Yo coloqué este “tendedero” en el pasillo de mi piso, o lo que es lo mismo, en la cocina. En él cuelgo fotos de viajes, de la familia, invitaciones, postal-free (soy una gran fan de estas postales publicitarias) y la receta que esté cocinando en ese momento.
 

Quise ponerlo a modo de decoración, así que en este caso me esmeré un poco más con los materiales. Compré cable de aluminio trenzado en Servicio Estación, de 1,5mm de ancho. Lo más complicado fue encontrar remaches, ya que no quedaban en Servicio Estación, y fuera de ahí parecía que hablase en chino. Suerte de mi madre que tiene de todo y me dejó cuatro remaches. Lo colgué en dos partes, cada una de 1 metro más o menos, para que no cayese demasiado por el centro. Para colgarlo utilicé clavos de arandela pequeños, pasé el cable y lo cerré con el remache.
 

Como es un “tendedero” lo habitual es utilizar pinzas para colgar las fotos, yo uso pinzas pequeñitas que me han regalado y también he comprado en papelerías, como Bossa Art. Pero también utilizo imanes, al ser de aluminio se sujeta bastante bien (si sólo es una foto). Yo uso unos imanes que parecen fichas de juego, las compré en la fantástica tienda del MoMA de Nueva York. ¿Os gusta mi colección?