19 abril 2010

Joyero bricolajero

Tengo un bonito joyero dentro del armario (muchos sabéis que no tengo mucho sitio en mi piso), pero no me permetía ver bien todos los pendientes que tengo, así que se me ocurrió colgarlos, ¿cómo lo podía hacer? 

Fue muy fácil, corté dos trozos de cordel que tenía en casa y los enganché a la pared lateral del armario con bolitas de Blu-tack. Para embellecerlo utilicé una flor que me habían regalado para decorar los Crocs (que no tengo), pero sólo tenía una. Me quedaban tres bolitas por tapar, ya encontraría algo más adelante. 

Un día caí en una maravillosa papelería de esas en las que hay miles de cosas preciosas que comprarías pero no sabes para qué (papel de cartas, pegatinas, figuras de cartón piedra). Ahí en un rincón, había las típicas pincitas pintadas, imanes, y había unas margaritas de cartón, no tenían ni pinza, ni clip, ni imán, ¿para qué vendían esas margaritas? ¡Claro!, para tapar el Blu-tack de mi cuelgapendientes, y así quedó. ¿Qué os parece mi joyero?


Si un día paseáis por Rambla Catalunya 77 (esquina con Valencia) podéis curiosear en esta bonita papelería: Bossa Art.

4 comentarios:

Clara dijo...

Tengo una pregunta: Por qué no se te escurren todos hacia el centro? Has hecho nuditos?

Marta dijo...

No he hecho nuditos. El secreto está en crear tensión, jeje. El cordel es un poco rugoso, tiene que estar bastante "tensionado" y no puedes poner muchos pendientes que pesen. (el primer día sí que se me fueron hacia el centro, y el cordel se cayó, el blu-tak no es infalible)

alexmr dijo...

¡Qué crack!

Airina South dijo...

Oh!!! Anava a preguntar-te el mateix!!! Como puede ser que no se junten todos en el centro???
I una altra: vols dir que aguantaràn massa aquestes boletes de blue-tack??
Jo això que has fet tu ho vaig fer a l'escritori de l'altre pis on vivia. Vaig comprar corda d'aquesta fineta i amb pinces de fusta hi penjava fotos i tonteries vàries. A lo roba d'estendre però en escritorios. Molt xulo també.