08 enero 2009

¡Hace mucho fríooo!


Hoy Terrassa se ha despertado blanca, no por la nieve, si no que de tanto frío que hacía se ha congelado todo. A las 6 de la mañana estábamos a -3ºC, pero eso no ha frenado a las mujeres que estaban de parto y han venido en avalancha a darme los buenos días.

3 comentarios:

Clara dijo...

Ya te tengo!!! :)

Tu pueblo vecino también amanece congelado, si te sirve de consuelo!

Nos vemos!

Anna Hernaiz dijo...

Lo que a mi me sirve de consuelo es que más al norte, en esa especie de reducto galo que se resiste a la invasión, parece que el sol ha encontrado su espacio entre tanto gris y decidió quedarse unos días.

Terapia cromática, la llamaré.

Y debe surgir su efecto, o será el cambio de era, o vete a saber, que ya tocaba... pero ahora siento cierto placer en buscar los termómetros en la calle y no sentir el frío impregnado en cada célula, nervio, músculo, hueso o viscera de mi misma.

On the road!

Anna

Clara dijo...

Martaaaaaaa! A ver si actualizas tu blog! ;)