08 marzo 2010

Huellas en la nieve

Un día en la nieve sin poder esquiar ha hecho que pueda disfrutar del silencio del bosque, escuchando cómo cae la nieve acumulada en los árboles, escuchar el viento, disfrutar de las diferentes tonalidades y brillos de la nieve y respirar aire puro.